Encausto

El encausto es una técnica conocida y utilizada desde la antigüedad. La palabra griega “enkaustikos” significa grabar con fuego.
Desde el siglo II, los egipcios de la región de El Fayum utilizaban esta técnica, para pintar sobre los sarcófagos de madera. De igual manera se pintaron los iconos bizantinos del monasterio de Santa Catalina del monte Sinaí. Su uso fue común hasta el siglo VII, para luego perderse hasta el medievo. Esta técnica fue retomada durante el siglo pasado por algunos de los maestros renombrados como Jasper Jones y Martin Assig.
Se cubre el soporte con cera, mezclada con pigmentos. Luego se pasa una fuente de calor, para que se funde todo, para luego pulir toda la superficie.